190

No he leído muchos libros de relatos en mi vida, pero al ver que este era basado en un cuento infantil me apetecía leerlo. Es un libro corto que se lee enseguida y entretiene.
El primero esta escrito por una escritora famosa de la que nunca había leído, me gusto mucho.
Va sobre un zorro que quiere quitar la maldición de un castillo pero primero tiene que saber qué pasó para poder hacerlo.
El segundo, escrito por un escritor que tampoco había leído nunca, fue el que menos me gusto de los tres pero también me gusto bastante.
Una niña tiene que coger un tren muy peligroso para poder huir de la pobreza.
Y el tercero, de un escritor que ya había leído algo antes, fue el que más me gustó. Aunque creo que es el más largo de los tres, fue el que más corto se me hizo. Me encantó.
Un chico vive solo en un castillo donde sus padres vivieron encerrados por miedo a lo que hay detrás del muro. Cuando una chica se cuela en su jardín y descubre que es a lo que tanto temían sus padres y el amor.
Seguramente ya sabréis que me refiero a ‘Por una rosa’ de Laura Gallego, Benito Taibo y Javier Ruescas, ¿lo habéis leído?


Un saludo, y ¡a leer!

306

Si una palabra describe a este libro es increíble. Estoy segura que es el mejor libro que he leído este año y también se ha convertido en uno de mis favoritos.
Después de que su mejor amigo muriese, un chico necesita descubrir qué paso la noche de su muerte para saber que él no tuvo culpa.
Es un libro muy triste, habla sobre la superación de la muerte de un ser querido. Cada capítulo que leía me rompía el corazón y he llorado mucho leyéndolo.
Me han gustado los protagonistas y su romance, aunque tengo que reconocer que a la chica me costó un poco más cogerle cariño.
El final me gusto, no me lo esperaba y me sorprendió bastante.
Realmente no tengo nada malo que decir de este libro, y es algo a lo que me están acostumbrando sus escritoras.
Estoy hablando de ‘Siempre será diciembre’ de Wendy Davies y solo me queda decíos que tenéis que leerlo.


Un saludo, y ¡a leer!

277

Sinceramente, pensaba que me iba a encontrar otro tipo de historia, con más romance. Sí, es una historia que habla de amor pero no es romántica. Aun así me ha gustado bastante.
Un chico tiene su rutina planeada minuto a minuto, pero un día una compañera de trabajo le pide una cita y todo su mundo se revoluciona.
La historia la cuenta el protagonista y hay muchas descripciones y a veces se va por las ramas, al principio no me importaba pero ha habido momentos que me hacía perderme en la historia. También es la forma en la que está escrito que hizo que me leyera el libro en un suspiro, no pasa nada pero pasa todo, no sé si me entendéis. La historia pasa poco a poco y no te enteras de que estás leyendo.
El final me ha gustado, me ha sorprendido. Es más, diría que es gracias a ese final que el libro me ha terminado de gustar. Hay cierta cosa que no me gusta mucho que salga en los libros pero este va sobre eso y es todo tan natural y casual que me ha convencido. ¡Esta vez sí me has gustado, destino!
Poco más puedo decir sin soltar ningún spoiler, así que lo único que puedo hacer es recomendaros que leáis ‘El jardín de Sonoko’ de David Crespo.


Un saludo, y ¡a leer!